Córdoba (España) | #CordobaEsp

lunes, 7 de enero de 2008

Pasaron las Fiestas...

Pasaron las Fiestas, ahora: ¡“La Cuesta”! No, no es el titulo de una película de terror; es una repetición anual. Después de los excesos, curiosa contradicción, nos tenemos que apretar el cinturón y, claro está, nos molesta.
A la hora de ahorrar, una buena medida es “reciclar” los restos de comidas: canelones o lasaña con restos de carne o pescado, que también podrían ir a parar al aderezo de una ensalada, y trucos mil que nos enseñaron nuestros mayores; al menos en mi caso.
Aún hoy, sigo oyendo por las mañanas, en esas mañanas grises, lluviosas, frías de este nuestro enero; “Hace día de migas”. Plato que de pequeño se hacía con los restos del pan de varios días. Hoy el “pan para migas” te lo venden hasta cortadito. A este guiso de pan le acompañan ajos, chorizo, morcilla y tocino (panceta); ingredientes que siempre había en la despensa (ó el frigorífico).
El pan, en nuestro caso de “telera cordobesa”, asentado, mejor que tierno del día, se corta en trocitos de aproximadamente dos o tres centímetros, a pellizcos o con el cuchillo, (para seis personas hará falta como un kilo de pan). Se salpica de agua tibia en la que habremos puesto una pizca de sal (medio litro de agua/una cucharada de café de sal) y se deja reposar (a mí, me gusta dejarlo una noche; pero también pueden ser unas horas) cubierto con un paño. El pan húmedo debe de quedar suelto, nunca apelmazado.

Se comienza por freír, en no mucho aceite (el fondo del perol) los ajos enteros y abundantes, que se retiran del fuego antes de que se doren y revienten. A continuación se fríen por tandas y se retiran: el chorizo, la morcilla y la panceta.

En el mismo aceite se echa el pan y comienza la labor: mover sin parar hasta que el pan se suelte y se dore quedando húmedo y jugoso en el interior. El secreto: fuego moderado a fuerte y no parar de revolver. Poco antes de terminar se añaden el reto de los ingredientes fritos y se revuelven con las migas.

Se acompaña de naranja, al natural o aliñada con una poquita de cebolla y aceite de oliva; aceitunas al gusto, pimientos fritos, sardinas… y a mí me gusta también con trozos de piña. (En la imagen elaboración para dos raciones, pequeñas.)

¡Qué buen día se nos ha puesto!

No hay comentarios :