Córdoba (España) | #CordobaEsp

lunes, 19 de diciembre de 2011

Yo pido a #PapaConcilia

Yo pido a #PapaConcilia

Hace algunos años ya -¡Cómo pasa el tiempo!- escribía en este mismo blog lo siguiente:
 Y esto otro:

Nuestros hijos e hijas crecen. Y cada día, cada momento que nos perdemos es irrecuperable. A edades tempranas no sólo es necesario que cuando estemos ahí, lo estemos en cuerpo y alma, sino que también sería muy deseable que esos momentos fuesen cuantos más, mejor.


La Conciliación necesita no sólo de ayudas gubernamentales, que en definitiva no ayudan a la Conciliación sino que tan sólo facilitan el desplazamiento y la estancia en el lugar de trabajo. Se necesita un profundo cambio de mentalidad en las direcciones de las empresas (Quizá un caso aparte, por especial sería aquel en que el trabajador o trabajadora, lo sea por cuenta propia: San Autónomo y Santa Autónoma).

Sigue instaurado en el mundo empresarial "el presentismo". La localización física del trabajador o trabajadora en su puesto durante toda la jornada. Cierto que habrá puestos y funciones que así lo requieran, pero no son todos. Y aún aquellos pueden ser articulados de manera que se presten a la mayor comodidad del trabajador/trabajadora con responsabilidades familiares.

Las TICs, unidas a la deslocalización física de los recursos (Cloud computing and storage) hacen absolutamente innecesaria la presencia en un lugar determinado, durante un tiempo establecido. Sin que esto se convierta en otra forma de esclavitud: tener el smartphone, el tablet o el portátil a mano es un fuerte riesgo.

Una pérdida importante de productividad -ojo empresas- se debe a la dilación en la resolución del trabajo para "cubrir" las horas diarias estipuladas. Está muy mal visto -por los cortos de vista- acabar la faena a media mañana e irse antes que aquél que decide cuál es la hora de irse.

Flexibilidad y efectividad. Un binomio, para mí, fundamental. Requiere compromiso por ambas partes, empresa y trabajador, y produce beneficios, inmediatos, en ambos actores del teatro laboral.

Cambio de mentalidad, sólo eso le pido a #PapaConcilia. ¿Será mucho?






5 comentarios :

Paco dijo...

Es muy interesante y lógico lo que dices. Yo ya en puertas de la jubilación no tengo ese problema pero mis hijos si que es lo mismo.

Felices Fiestas si es posible.

José Javier Navas dijo...

Gracias Paco por pasar por aquí y participar con tu comentario.
Es un tema complicado porque no queremos hacerlo sencillo. Qué lo es más de lo que parece.

Y sí, tenemos que intentar que en estas Fiestas y el resto del año una sonrisa aparezca un par de veces por nuestras caras, por lo menos.
Buenas Fiestas.

José Javier Navas dijo...

Por cierto PACO, que acabo de darme cuenta que creo que no eres el Paco que yo creía! Tu perfil de Blogger enlaza a la lista de blogs que sigues pero no se si alguno es el tuyo!! Dame una pista por favor!!

Paco dijo...

No se José Javier que tengo que decirte soy Paco Muñoz y mi blog es www.notascordobesas.blogspot.com, ya me dirás dónde está la duda, o que duda tienes. Un abrazo

José Javier Navas dijo...

Es lo que yo pensaba. Pero antes salía tu nombre y apellido y la foto http://www.blogger.com/profile/03639367754868015909 ahora me sale esto http://www.blogger.com/profile/05406127056194954709 y de ahí el despiste.