Córdoba (España) | #CordobaEsp

domingo, 23 de septiembre de 2012

Cabalcor 2012 : XV edición y Exposición Internacional de Arte y Artesanías (temáticas al caballo)

Cómo ya sabréis, y si no os lo digo, este fin de semana se desarrollaba en Córdoba (España) la XV edición de Cabalcor. Así, que en este nada otoñal día, lleno de luz y calor, nos dispusimos a acercarnos hasta las Caballerizas Reales como en anteriores ediciones (2010 , 2011).
Concurso morfológico de ejemplares de Pura Raza Española (PRE) y el aliciente añadido de la Exposición de cuadros y artesanías en torno al mundo del caballo.
El reportero gráfico, mi hijo, este año pertrechado de cámara de fotos, para darnos su visión de este paseo. Obviamente, en el par de fotos en las que él sale, el desafortunado fotografo es, un servidor.


Otro pequeño retazo del concurso morfológico en sí. Aunque breve, no dejen de admirar como el potro busca el sitio junto a la madre, tal y como hacen en campo abierto, al lado de los cuartos traseros, para ni estorbar el paso ni ser lastimados en la carrera.

video
video


2 comentarios :

Paco Muñoz dijo...

Interesante y muy bonitas fotografías. No acaba de llenarme el mundo de los caballos, no por los nobles animales en sí, si no por los jinetes, y todo lo que los rodea. siempre lo he considerado un mundo de engominados personajes, mucho más arriba de los normales a los que miran desde lo alto. Latifundistas, quiero y no puedo, rocieros, etc. Es posible que, como con muchas cosas esté equivocado en algo, desde luego no en el censo, pues pocos fontaneros, o albañiles pueden tener un caballo, y si lo tienen es a costa de su maltratar su economía. Es cierto que conocí y conozco a algunos que han jugado a ganaderos, pero detrás de ellos está el quiero y no puedo. Posiblemente esto pase con otras aficiones que exigen mucho más que jugar al dominó o ver el fútbol por la televisión -porque en el campo es también prohibitivo-, a lo mejor el golf, del que me decía un alto funcionario, de los de cuatro mil euros al mes, que era barato. O cualquiera de esas aficiones que exigen unos gastos demasiado extras. Luego está la afinidad política que se suma a esa sensación que trato de explicar, a lo mejor no adecuadamente, pero que se ha visto en el proyectado homenaje -no se si al final realizado- a un "personaje siniestro" de nuestra historia. Evidentemente no hay regla sin excepción, pero no acaba de gustarme el mundo del caballo, exceptuando los nobles animales.

José Javier Navas dijo...

Efectivamente, Paco, éste, como otros "mundos" tienen posos y regustos de formas poco, o nada, recomendables.
Pero por suerte, los tiempos cambian. Y hay que percatarse de los cambios. No son pocos, los que, no de a uno, sino de a varios, han constituido empresas, de diversa índole, en torno a este mundo. Por tanto un generador de empleo y dinamizador de economía. Y no hablo de la trata ganadera en sí. Veterinarios, guarnicioneros, herradores, artístas... algunos de ellos desarrollando trabajos-artesanías que sin el caballo se perderían.
Pasaron los tiempos en que para poder disfrutar de una de estas maravillas de animales, hubiese que ser el dueño del mismo y soportar el gasto que conlleva la buena cría.
En cuanto al homenaje, ni idea. Los animales, algunas personas, y otras actividades paralelas, eran mi interés. Las que considero positivas y que ayudan a ir hacia adelante. ¿Las otras? Con no dar tres cuartos al pregonero ya se les fastidia bastante.
Gracias Paco, por contribuir al blog.