Córdoba (España) | #CordobaEsp

sábado, 21 de enero de 2012

Qimo, una distribución GNU/Linux para niños

Desde Genbeta
Qimo, una distribución GNU/Linux para niños:
qimo-interfaz.jpg
Si tienes hijos, sobrinos, hermanos pequeños o locos bajitos de cualquier tipo a tu alrededor, estás a tiempo de que se inicien en Linux de forma fácil y divertida, antes de que caigan en las garras del software privativo y se pierdan para siempre. Qimo es una distribución GNU/Linux orientada a niños a partir de los tres años de edad.
Qimo es un derivado de Xubuntu con una interfaz de usuario diseñada especialmente para los más pequeños de la casa. Qimo cuenta con iconos grandes para acceder a las aplicaciones, y una selección de programas que permiten aprender jugando.
Los requisitos de la distribución son muy bajos, pudiendo aprovechar casi cualquier máquina vieja que tengas en casa. De esta forma evitas que utilicen la tuya y das destino a un aparato cuyo final previsible era un punto limpio. De todos modos, Qimo es una distribución completa que podemos administrar, actualizar, en fin, lo que haríamos con cualquier otra para mayores.

Qimo, requisitos y detalles técnicos

Qimo se distribuye mediante una imagen ISO que puede emplearse en modo Live o realizar con ella una instalación completa empleando poco tiempo. Para el primer caso se requieren 256 MB de RAM y en el segundo 192 MB. Funciona con procesadores a partir de los 400MHz y 6GB de espacio de almacenamiento en el disco duro son suficientes.
qimo-gcompris.jpg
Qimo se diferencia de Edubuntu en su concepción. La idea es tener un equipo independiente para uso infantil, en lugar de máquinas en un aula conectadas en red. Qimo está diseñado para que sea muy sencillo de utilizar, evitando la navegación por múltiples ventanas abiertas.
Qimo viene con el kernel 2.6.32, Mozilla Firefox 3.6.3, y un conjunto de herramientas mínimas del entorno de escritorio XFCE versión 4.6. En el apartado multimedia cuenta con Exaile y Totem. No tiene aplicaciones ofimáticas ni paquetes que emplearía un adulto, aunque como es lógico se pueden instalar.

Qimo, software para niños

Donde realmente nos debemos fijar es en el conjunto de aplicaciones educativas y juegos que incorpora la distribución, a las que se puede acceder desde el menú y lo que es más importante para los pequeños, desde el lanzador.
qimo-tux-paint.jpg
Observando el lanzador de izquierda a derecha podemos encontrar Mousepad, un editor de textos básico característico de XFCE. El siguiente icono da acceso a gCompris, un conjunto de software educativo organizado en Actividades, después está Child’s Play, elenco de juegos orientado al aprendizaje.
En el apartado gráfico y para que los niños den sus primeros pasos en algo que les encanta, dibujar, tenemos Tuxpaint. Con este magnífico programa muy sencillo de usar, reconducimos las inquietudes artísticas de nuestros pequeños lejos de las paredes y tapicerías de los muebles del salón.
Tuxmath es el siguiente icono, otro paquete educativo con un entorno visual muy llamativo para aprender todo aquello relacionado con el cálculo. Tras éste encontramos Tuxtyping, que con un enfoque similar al anterior se centra en el mundo de las letras y las palabras.
qimo-tuxmath.jpg
El último acceso del panel es para Laby, un juego de laberintos en versión “demo” que incorpora la distribución. Todas las aplicaciones accesibles desde el lanzador se ejecutan a pantalla completa, con la excepción de Mousepad, permitiendo así al usuario centrarse únicamente en la tarea que está realizando.

Qimo, conclusiones

Qimo es una buena adaptación al mundo infantil de algo tan serio como una distribución GNU/Linux, que como tal, está disponible en varios idiomas, entre ellos el español. El diseño está muy cuidado, con colores y motivos que llamarán sin duda la atención de su público objetivo.
A la parte para los mayores se accede desde un discreto botón situado en la zona superior izquierda de la pantalla, que siendo como son los chavales descubrirán enseguida. No obstante esto no es problema porque lo lógico es que el papel de root lo asuma un adulto que cree las cuentas necesarias para cada criatura.
Qimo cuenta con juegos y programas de dificultad diversa, adaptándose a un rango de edades variado. A los más pequeños tendremos que dedicarles algo de tiempo hasta que entiendan cómo funciona, ocasión de oro para disfrutar con ellos. Luego aprenderán y descubriremos con dolor que ya no nos necesitan para nada.
Más información | Qimo4kids
Enlace | Descarga

No hay comentarios :